Salud

El colesterol y sus efectos para la salud

colesterol efectos salud

Para comenzar este artículo, debemos comenzar definiendo el término colesterol. El colesterol se define como una sustancia grasa que recubre las membranas celulares de nuestro organismo y que actúa como activador de las hormonas sexuales; potencia la ceración de sales biliares, que son los encargados de producir la bilis y que ayuda a mejorar la digestión de las grasas; y, por último, favorece la obtención de vitamina D, gracias a la transformación de derivados de esta sustancia a través de la exposición solar.

Tipos de colesterol

Debemos aclarar la diferencia entre los dos tipos de colesterol existentes. El denominado colesterol bueno o HDL y el malo o LDL y el efecto que puede tener el consumo de productos ecológicos como el aceite de oliva de oliva ecológico (AOVE) sobre ellos.

El colesterol bueno (también denominado lipoproteína de alta densidad) se encarga de arrastrar hasta su eliminación el colesterol malo que se deposita en las arterias para llevarlo de nuevo al hígado para su eliminación.

Por otro lado, el colesterol malo (conocido como lipoproteína de baja densidad) en aquel que se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos obstruyendo progresivamente las arterias y provocando problemas de salud a medio y largo plazo.

Problemas generados del colesterol

Entre los problemas que acarrea el colesterol alto destacamos:

– La arteriosclerosis, es decir una acumulación excesiva de grasa alrededor de la pared vascular. Las arterias se vuelven cada vez más estrechas a consecuencia de esa acumulación de grasa y por tanto, dificultan el paso normal de sangre y oxígeno.

– Anginas de pecho: No riega suficiente sangre al corazón

– Accidente cerebrovascular: no riega suficiente sangre hacía el cerebro

– Enfermedades coronarias que pueden traducirse en ataques al corazón

¿Cómo pueden evitarse?

 Existen diferentes formas de evitar la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos.

  • Dejar de fumar
  • Practicar una vida activa y realizar ejercicio habitualmente
  • Llevar una dieta saludable

A nivel general es muy recomendable incluir aceite de oliva de manera continua en nuestra dieta diaria, porque además de sus diversos beneficios, puede ayudar a reducir el colesterol malo y aumentar el bueno. Pero no cualquier tipo de aceite, es importante conocer el origen de este. En cualquier tienda de alimentación ecológica podemos encontrar calidad y origen natural en un mismo producto.

¿Por qué el aceite de oliva es el mejor de todos?

El aceite de oliva está considerado el mejor aceite para el consumo diario y para la regulación del colesterol. Si se trata de aceites dentro de la categoría de productos ecológicos, se considera un alimento muy recomendado para incluir en la dieta diaria debido a sus beneficiosas propiedades.

  • Alto porcentaje de ácido oleico, que es beneficios para el hígado y el corazón
  • Escasa presencia de ácidos grasos trans que aumentan el colesterol malo y disminuyen el bueno
  • Es un tipo de aceite que admite altas temperaturas sin descomponerse

¿Cómo podemos consumir aceite de oliva?

Debemos tener en cuenta que el aceite de oliva ecológico se trata de una grasa vegetal, es decir que su consumo supone un alto contenido calórico, pero todo en su justa medida es beneficiosa. Unos 30 gramos diarios serían como unas tres o cuatro cucharadas diarias.

Podemos añadir el AOVE en nuestra dieta diaria de diferentes formas:

  • Aliñando ensaladas
  • En tostadas
  • En guisos, horneados y platos a la plancha

Es importante conocer el origen de los productos y contar con un sello de calidad que certifique la denominación de origen. Siempre y cuando conozcamos su origen, o lo adquiramos en tiendas de alimentación ecológicas notables, no debemos tener duda de que son productos no falsificados, y que conservan todas sus propiedades.

Como ya venimos diciendo, en el origen está la calidad.