Curiosidades

De la boca al armario

tienda alimentacion ecologica ropa comida

En el post de hoy, os contamos una nueva tendencia que ha revolucionado el mundo de la moda partiendo del mundo ecológico de la alimentación.

No es de extrañar que cada vez más personas debido al sobrepeso, o cualquier tipo de enfermedad, presten una atención real a los alimentos que ingieren y haya aumentado el interés por acudir a una tienda alimentación ecológica antes que a una cadena de supermercados. Esta preocupación por sorprendente que parezca, en algunos casos se ha extrapolado a la conciencia con el tipo de tejido que usamos a la hora de comprar ropa.

Es por eso que, como este nuevo movimiento marcado por la tendencia del consumo de comida real, o realfooding, surge un nuevo concepto en el cual, la ropa natural y friendly con el medio ambiente gana un protagonismo especial.

En cuanto a tejidos se refiere, es inevitable que nos encante el cuero, por su textura, durabilidad y calidad. Pero hoy en día surgen otras opciones para tratar de preservar el medio ambiente y la fauna y flora que habita en él, en la medida de lo posible.

En este post destacamos dos curiosidades, en cuanto a tejidos: el denominado tejido Piñatex, y el Muskin.

El tejido piñatex

Es el primer cuero elaborado mediante fibras de piña, y lo creo Carmen Hijosa, una diseñadora española, con amplia carrera en la creación y fabricación de artículos en piel.

La piel de piña se elabora con las hojas del fruto, por lo que se considera un subproducto de la cosecha, con las hojas que quedan en el suelo y se pudren. Se dieron cuenta que estas hojas tenían una gran cantidad de celulosa que, al ser tratada con diferentes técnicas y procesos químicos podía convertirse en una alternativa al cuero resistente y flexible. La idea de Carmen surgió cuando trabajó en Filipinas como consultora en una fábrica de cuero.

Dentro de las múltiples propiedades del tejido elaborado con piña, destaca las propiedades antibacterianas.  Y como curiosidad, con 16 piñas se puede fabricar un metro cuadrado de tela.

El tejido Muskin

Ha sido elaborado recientemente por la empresa italiana Grado Cero Espace. Es una tela similar al cuero elaborada mediante el uso de hongos, champiñones o setas.

La materia prima para la elaboración de estos tejidos se obtiene únicamente de la parte superior del hongo, el cual, es cultivado en exclusiva para dicha función.

El proceso de fabricación es similar al del cuero, pero le diferencia que no se emplean productos químicos para su tratamiento, por lo que lo hace un producto eco-friendly y perfectamente apto para mantener un contacto directo con la piel.

La piel tratada del champiñón se considera también antibacteriana, entre algunas de sus características destaca la capacidad de resistencia al agua, así como para absorber y soltar la humedad, por lo que se considera un material muy adecuado para plantillas y zapatos.

Ambas opciones nos parecen estupendas para lograr reducir el consumo anima, y tener un consumo más responsable con el medio ambiente y su ecosistema

Todavía se encuentra en fase inicial de producción, por lo que es muy difícil de encontrar, tendremos que esperar un poco más para poder usar estas fruti-prendas