Salud

5 razones para consumir alimentos ecológicos

razones consumir alimentos ecologicos

En los últimos años han proliferado los productos etiquetados como ecológicos y cada vez son más las tiendas de productos ecológicos online o tradicionales, que se dedican en exclusiva a comercializar artículos de origen ecológico como verduras, panes, frutas, carnes y vinos, entre otros. Pero ¿sabemos qué quiere decir “ecológico”? o ¿en bases a qué requisitos se les confiere ese calificativo en la etiqueta?

Muchos consumidores creen que la única diferencia entre un producto ecológico de otro que no lo reside en el precio, pero nada más lejos de la realidad, pues contienen numerosos beneficios para nuestro organismo. ¿Qué prefieres consumir: un producto cultivado y recolectado naturalmente o uno que ha sido modificado artificialmente para que crezca más rápido? He ahí una de las diferencias.

Tanto la agricultura como la ganadería ecológica son aquellas que tienen un respeto absoluto por los ecosistemas donde se generan durante los procesos de crianza o cultivo y producción. En ninguna de ellas se emplean productos químicos para alterar plantas o animales, como por ejemplo, para que crezcan o engorden más rápidos o produzcan mayor cantidad de frutos. Por lo tanto, su influencia en nuestro organismo resulta más que evidente.

Veamos a continuación 5 buenas razones para comprar en una tienda de productos ecológicos:

Mayor valor nutricional. Dado que en su producción no se emplea ningún producto químico, las propiedades nutricionales se mantienen inalterables, lo contrario que ocurre cuando se utilizan pesticidas, fertilizantes u otros productos para su conservación. Además, los productos ecológicos son totalmente fiables, pues en ningún momento ponen en riesgo la salud humana.

Generan más empleo. Ya que conllevan procesos artesanales de producción en la mayoría de los casos, apenas se utilizan máquinas para su recolección o procesado, por lo que la mano de obra humana resulta imprescindible. Además, el ser humano, sobre todo si tiene acumuladas décadas de experiencia a sus espaldas, es la mejor herramienta para controlar la madurez de los productos y la perdurabilidad de los ecosistemas, ya que se respetan escrupulosamente los ciclos naturales. En conclusión, la producción ecológica garantiza el desarrollo laboral de diversas regiones agrícolas, aunque todo ello redunde en precios menos competitivos.

Contaminan menos. Aunque un producto alimenticio no contamine tal cual, en su cultivo pueden producirse atentados contra el medio ambiente, sobre todo, por la acción de químicos agresivos con algunas especies naturales de plantas silvestres o insectos. Tenemos que indicar que la preservación del medio ambiente es uno de los requisitos que más se tienen en cuenta en Europa para conseguir el sello ecológico.

Respeto a los animales. La ganadería ecológica respeta todas las especies animales sin alterarlas genéticamente ni alimentándolas con productos químicos para que engorden rápidamente y en mayor cantidad.

Contribuyen a crear un nuevo modelo de consumo sostenible. Este modelo está basado en la calidad y no en la cantidad. El cuidado al medio ambiente, y no el precio, ni la ley de la oferta y demandan, se coloca en el centro de todo el proceso. Se conciencia a los usuarios de que el respeto a los recursos naturales debe ser una prioridad, sobre todo, si queremos que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *